Articulo de Ignacio Vasallo | EN EL NOMBRE DEL TURISMO

                     EN EL NOMBRE DEL TURISMO  

El joven Ministro de consumo tiene tiempo para aprender a estar callado o a expresarse correctamente para evitar situarse en esa posición tan incómoda del “me han malinterpretado”, pero lo de estar calladitos también debería de aplicarse a algunas organizaciones, en general de importancia menor, que han aprovechado el desliz ministerial para intentar darse bombo y apuntarse a la primera línea de la defensa del turismo como si fueran imprescindibles, cuando en realidad no tienen vela en este entierro.

Las importantes de verdad, es el caso de la CEHAT, hacen  bien en  comunicar su opinión, representan a una buena parte de la industria hotelera y algo parecido podría decirse de La Mesa del Turismo. Y por supuesto los periodistas no solo pueden sino que deben meterse con el Gobierno, sea del partido que sea, publicando en sus respectivos medios.

Pero imitando a los grandes han llegado luego los denominados “minions“ en inglés, que no sabemos a quienes representan aparte de a sus propios socios. El ejemplo más claro es el del Skal Club, que ha lanzado un manifiesto político, firmado por la Junta Directiva y enviado por su Presidente.  Con inaudita prosopopeya  declaran heroicamente “nos resistimos al hundimiento del turismo“ y ya lanzados acusan al Gobierno de “descalificar a todo el sector turístico, tanto a los miles de empresarios como a más de 2.600.000 empleados“, como si el sector fuera una indefensa doncella. 

No sé paran ahí, “Los Ministros se han dedicado a menospreciar a las empresas turísticas“ con “acciones dirigidas a hundir el sector. No se entiende que a los turistas que vienen a España les impongan una cuarentena“. Lo que los firmantes no entienden es, lógicamente incomprensible para todos.

Después dan consejos imaginativos  sobre cómo favorecer la entrada de extranjeros  “buscando solución a la conectividad aérea” por si al Gobierno no se le hubiera ocurrido.

Y termina hablando grandilocuentemente ”en esta labor están todos los empresarios y todos los trabajadores “. Es el clásico “en nombre del pueblo“ propio de los populismos.

Hablan en nombre del todo el turismo ellos que desconocen las cifras más elementales  como decir erróneamente  que a España vienen cerca de 82 millones  de turistas , o que el sector representa cerca del 20 % del PIB de manera indirecta. A eso se llama precisión.

En vista de ello hice mis propias indagaciones preguntando a las Kellys que aseguraron no saber nada, o mi amigo Manoliño, que regenta un barcito en Cesuras, provincia de La Coruña  de donde es uno oriundo. Manoliño me aseguro que en sus sesenta años de vida no había visto un turista extranjero en su pueblo y me dio permiso para decirles a los del “Sol Club” que en nombre de él no hablaba  ni Dios.

Tampoco he oído decir nada a los sindicatos del sector, como las correspondientes secciones de Comisiones Obreras o de UGT.

Pero el silencio más clamoroso es el de la Secretaría de Estado de Turismo que ha debido descolgar el teléfono y cerrado puertas y ventanas. Tendría que explicar que la cuarentena a los viajeros que llegan a España se impone por una mera Orden Ministerial que puede ser revocada en cualquier momento por otra orden y que la cuarentena no tiene efectos prácticos en el turismo mientras no se levanten las impuestas por Gran Bretaña o Alemania o no se permita viajar a España  a los norteamericanos, o que los Ministerios de Exteriores de varios países, entre ellos el nuestro  están ya negociando la apertura de rutas en “pasarelas turísticas seguras”

Cuando oigo la expresión en nombre… Ya sea del pueblo o del turismo me echo a temblar, pues en nombre del pueblo solo hablan los dictadores o los aspirantes a serlo.

Así que por favor Señor Ministro y señores del Skal Club, cállense un rato que estamos todos (huy  se me ha escapado) algo nerviosos.

 

  Ignacio Vasallo    

 

Haz lo que otros no hacen, salva una vida. Gracias en nombre de todos
Siente la diferencia entre tomar un café y salvar una vida. Gracias en nombre de todos.
Con pocos Euros y un par de clicks puedes salvar una vida hoy, si no lo haces es por que no quieres. Gracias en nombre de todos.
Para salvar una vida no hay mínimos, da lo que quieras. Gracias en nombre e totos.
En este App Store puedes salvar una vida con 99 centimos de Euro, pero si quieres puedes pagar 1 Euro. Gracias en nombre e totos.
Salva una vida y mirate al espejo, veras que diferencia. Gracias en nombre de todos.
Cuesta menos salvar una vida que una tapa, prueba este sabor. Gracias en nombre de todos.
Dona 1 Euro, gana una vida. Quien te da mas? Gracias en nombre de todos.
Para dar 1 Euro o 2, no hace falta pensarlo tanto. Gracias en nombre de todos.
El salvar una criatura de la muerte por hambre, no tiene precio. Aqui lo puedes hacer por un par de Euros. Gracias en nombre de todos.
Cada 5 segundos muere un niño de hambre, no puedes salvar a todos pero por lo menos uno? Gracias en nombre de todos.
MEDICOS SIN FRONTERAS - QUIERO HACER UNA DONACIÓN Save the Children Amnistia Internacional

CRUZ ROJA Española - QUIERO HACER UNA DONACIÓN

wwf - QUIERO HACER UNA DONACIÓN