La mirada plástica de Nicolás Muller

La exposición en Madrid del fotógrafo húngaro que llevaba a Asturias en el corazón

15.12.2013 | 01:02

La mirada plástica de Nicolás Muller

Carlos Cuesta Vuelve el fotógrafo, vuelve el artista de la mirada directa y escrutadora. Nicolás Muller, húngaro de nacimiento, pero español y asturiano de corazón, reaparece en escena con lo mejor de su trayectoria. En la sala del Canal de Isabel II de Madrid se encuentra estos días una exposición antológica, toda una obra maestra de sus incursiones en la Hungría comunista, en la España de Franco, el Portugal de Salazar, la huida de la invasión nazi en Francia, sus escapadas a Marruecos... Y especialmente la España de 1950 a 1970, donde Muller refleja con estilo y pasión el sentir español de la época. Gracias al asturiano Fernando Vela que actuaba como secretario de Ortega y Gasset y notable influencia en los cordones del poder logra que el artista húngaro recale en Tánger para realizar un trabajo fotográfico del momento en el cosmopolita protectorado español en plena segunda guerra mundial. Y de Tánger a Madrid donde se instala en 1947 y monta un estudio en la calle Serrano por el que pasan todos sus próximos y amigos intelectuales de la "Revista de Occidente" desde el propio Ortega y Gasset hasta Camilo José Cela, Menéndez Pidal, pasando por Vicente Alexandre, Gregorio Marañón, Laín Entralgo, Pío Baroja o Rosales. Pero a Muller, un ser inquieto, el estudio le cansaba y prefería moverse de un lado para otro. Era un retratista todoterreno que conocía como nadie la realidad de su época, el espíritu de una nación en posguerra, el desarrollismo y todos los avances posteriores. Con su cámara captó todo instante imposible, real, anónimo, ausente, crítico, veraz y total en un recorrido por la vieja España para dejarnos un documento gráfico, vivo, necesario y penetrante con la idea fija de plasmar un escenario que el tiempo detendrá en imágenes insuperables.

Nicolás Muller, fallecido en el año 2000, vuelve con su cámara al viejo canal de Madrid. Son 125 fotografías de las que un cuarenta por ciento son inéditas. Una historia gráfica que obliga a todos los amantes del arte verdadero a observar. El fotógrafo instalado en su alma de paisajista en una realidad marcada por las costumbres, las tradiciones, los momentos sencillos, la vitalidad de la gente, la ruralidad en su grado máximo, la mirada oportuna y alejada del objeto a retratar. El fotógrafo total está otra vez con nosotros con sus imágenes, su estilo, su pasión por el arte, su ánimo, su fuerza expresiva...

Nicolás Muller pasó los últimos años de su vida en la bella localidad llanisca de Andrín, donde vivió feliz y se sintió un paisano más en el pueblo y en esa cercana colonia de veraneantes. Otra vez la influencia de Fernando Vela se dejó notar en la presencia cotidiana de Muller en los rincones más espectaculares de la costa asturiana. Y en ese rincón oriental -Andrín- quiso se inhumado. En una tierra amistosa, bella a raudales, cargada de magia, atolondrados cantiles, playas inmensas y un perfecto escenario idílico para sus contrastes fotográficos. Vuelve el maestro... Y tras la exposición de Madrid, espero que mi amigo y colega Higinio del Río, director de la Casa de la Cultura de Llanes, se anime a conseguir esa obra gráfica para placer de los muchos visitantes que se acerquen por ese complejo cultural y más adelante se pueda ver en el Valle del Nalón y resto del Principado. Sería un regalo para los sentidos.

Haz lo que otros no hacen, salva una vida. Gracias en nombre de todos
Siente la diferencia entre tomar un café y salvar una vida. Gracias en nombre de todos.
Con pocos Euros y un par de clicks puedes salvar una vida hoy, si no lo haces es por que no quieres. Gracias en nombre de todos.
Para salvar una vida no hay mínimos, da lo que quieras. Gracias en nombre e totos.
En este App Store puedes salvar una vida con 99 centimos de Euro, pero si quieres puedes pagar 1 Euro. Gracias en nombre e totos.
Salva una vida y mirate al espejo, veras que diferencia. Gracias en nombre de todos.
Cuesta menos salvar una vida que una tapa, prueba este sabor. Gracias en nombre de todos.
Dona 1 Euro, gana una vida. Quien te da mas? Gracias en nombre de todos.
Para dar 1 Euro o 2, no hace falta pensarlo tanto. Gracias en nombre de todos.
El salvar una criatura de la muerte por hambre, no tiene precio. Aqui lo puedes hacer por un par de Euros. Gracias en nombre de todos.
Cada 5 segundos muere un niño de hambre, no puedes salvar a todos pero por lo menos uno? Gracias en nombre de todos.
MEDICOS SIN FRONTERAS - QUIERO HACER UNA DONACIÓN Save the Children Amnistia Internacional

CRUZ ROJA Española - QUIERO HACER UNA DONACIÓN

wwf - QUIERO HACER UNA DONACIÓN