REPUBLICANOS ESPAÑÖLES INJUSTAMENTE OLVIDADOS

REPUBLICANOS ESPAÑOLES, LOS PRIMEROS EN LIBERAR PARÍS

por Ramón Luis Acuña

Rafael Gómez, de 94 años, es el único superviviente de la siguiente hazaña: al final de la Segunda Guerra mundial, el 25 de agosto de 1944 los carros de combate "Brunete", "Teruel", "Ebro", "Guadalajara", "Guernica",que el mismo comandaba, fueron los primeros en liberar París al frente de "La Nueve",  la compañía de la Segunda División Acorazada del general Philippe Leclerc de Hauteclocque. 

Lo hicieron a sabiendas y a propósito a la máxima velocidad que le daban sus blindados, conscientes de la oportunidad histórica de llegar antes que nadie. Se les había permitido llevar la bandera tricolor republicana -rojo,  gualda y morado- bordada en sus uniformes y estaban orgullosos de ello. 

Saludaban con el puño izquierdo en alto como los seguidores del Frente Popular (1936-1939), formado por una coalición de las izquierdas en la II República Española.

Al día siguiente, el 26 de agosto de 1944, esta compañía heterogénea de  republicanos españoles de distinto credo político participó en el Desfile de la Victoria por los Campos Elíseos de París con el general Charles de Gaulle a  la cabeza. En él tomaron parte, además de "La Nueve",  la IV División de Infantería estadounidense -sin la cual nada hubiera sido posible-, la susodicha 2ª División Blindada 

francesa y la Resistencia. Ahora, en esta primavera de 2015, los medios de comunicación franco-españoles, tras años de desagradecimiento, en particular por parte de la prensa gala deseosa de afrancesar la hazaña, han vuelto a recordar todo esto con motivo del excelente momento de las relaciones bilaterales transpirenaicas y de la próxima visita de los reyes a París.

"LA NUEVE, MÍTICA"

Así, señalemos que en la acción de armas antes citada, tomaron parte de forma destacada republicanos españoles sobe todo anarquistas, aunque también socialistas y comunistas. Al frente de la misma se hallaba Amado Granell, a la sazón teniente del Ejército francés y a la vez nayor de milicias del Ejército Popular Republicano que comandaba la brigada mixta, otro signo de la buena entente  del momento. Los otros mandos llevaban apellidos españoles: Campos, Bernal, Fábregas, Royo, Pujol, Domínguez.

Mandaba  la legendaria "Nueve" - 160 hombres, 146 españoles de los que sobrevivieron 16-,   el capitán Raymond Drome que describía a los españoles, como "valientes, orgullosos y temerarios" que no aceptaban las órdenes "idiotas", según se consigna en un libro que publicó en 2008  la periodista Evelyn Mesquida y que ahora se cita abundantemente. Mesquida se quejaba de que los republicanos españoles de la II Guerra Mundial habían caído en el olvido pero estos días al fin se les recuerda.

A Rafael Gómez, Republicano de convicción, zapatero de oficio en sus comienzos, quien le iba a decir que  va a ser el rey de España el que le rienda homenaje en unos días por aquella acción y que también Francia le iba a mostrar su reconocimiento.

Tuvo una vida accidentada y extraordinaria, conoció el exilio, los campos de concentración, penurias, residió en Argelia, donde se casó y tuvo cuatro hijos, tiene una pensión de la Seguridad Social francesa por haber trabajado en el pa´s vecino, fue condecorado con la Legión de Honor  Francesa y hoy vive  en Longolsheim, a las afueras de Estrasburgo, ciudad que Gómez también liberó en aquella ocasión al final de la II Guerra Mundial poniendo, como gesto simbólico, la bandera francesa en su ayuntamiento.

Hoy en día quita importancia a la proeza de aquel momento según sus declaraciones a los medios de comunicación: “Terminó bien, se ganó y estamos contentos”, dice sobriamente.

MENOS PIRINEOS

Un mapa trazado por un cosmógrafo irónico había dibujado a ambas "provincias de la Europa", Francia y España, cada una en un extremo del globo. Según Baltasar Gracián (1601-1658), fue caso muy celebrado por todos. Este distanciamiento "t enía mucha razón" como dice el autor de "El Criticón". Y todos sabemos bien que duró hasta hace poco y que aún quedan relentes. Pero, a todas luces, hay menos Pirineos como se subraya en la actualidad con ocasión de la la prevista visita de Estado del rey Felipe VI a París.Dijo agudamente el historiador Miguel Artola en su día con una frase fulgurante, son tres ideas las que pueblan la imaginación popular de los españoles:  los moros, los franceses y la guerra civil.  Es verdad que corresponden a los tres mayores acontecimientos que ensangrentaron el 

ruedo ibérico. Las tropas de Napoleón llevaron a cabo la única invasión extranjera que sufrió España por parte de una nación europea. La fiesta de la Comunidad de Madrid es el 2 de mayo y resulta significativo que el actual obelisco a todos los caídos en las las guerras españolas sito en la Plaza de la Libertad,  fuera en un principio un monumento a los héroes del levantamiento popular contra los franceses en el que se podía leer "a los mártires de la Independencia Española, la nación agradecida", como rezaba la inscripción cuando fue erigido en 1840. Es decir, a Daoíz y Velarde cuyos restos se encuentran allí junto a los de otros héroes, víctimas de las  tropas comandadas por el general Murat  e inmortalizadas por Goya en el famoso cuadro "Los fusilamientos de La Moncloa" que tuvieron lugar el 3 de mayo y en el que al genial pintor le basta una blusa blanca que contrasta con el oscuro pelotón de ejecución  para  resaltar todo el horror y la tragedia de la guerra  e invasión. Hoy en día campa allí, en las afueras de Madrid, el Templo de Debod, salvado de las aguas de la  presa de Asuán y regalo de Egipto, lugar de gran tranquilidad y si se quiere, símbolo de paz.

 Después, Francia no entendió la Transición española, quizás porque no había en ella ni una sola idea francesa. Aunque el presidente Valéry Giscard d'Estaing tuvo la visión de futuro de venir a la proclamación del rey Juan Carlos en 1975, los franceses tardaron en comprender la urgencia española en resolver el ingreso de España en la entonces Comunidad Europea para afianzar la democracia y el peligro que suponía el terrorismo de ETA. La imagen de  Francia en España cayó entonces por los suelos. El gran viraje se produjo  en septiembre de 1984 con la concesión de las cuatro primeras 

extradiciones de etarras bajo la presidencia francesa del socialista François Mitterrand. 

Eso sucedió cuando las relaciones entre ambos países pirenaicos eran tormentosas, con altibajos. Ahora hace mucho tiempo que permanecen "au beau-fixe", como dicen los franceses con una imagen del tiempo atmosférico, es decir,  son buenas, pasan por su mejor momento.

RLA

 

Haz lo que otros no hacen, salva una vida. Gracias en nombre de todos
Siente la diferencia entre tomar un café y salvar una vida. Gracias en nombre de todos.
Con pocos Euros y un par de clicks puedes salvar una vida hoy, si no lo haces es por que no quieres. Gracias en nombre de todos.
Para salvar una vida no hay mínimos, da lo que quieras. Gracias en nombre e totos.
En este App Store puedes salvar una vida con 99 centimos de Euro, pero si quieres puedes pagar 1 Euro. Gracias en nombre e totos.
Salva una vida y mirate al espejo, veras que diferencia. Gracias en nombre de todos.
Cuesta menos salvar una vida que una tapa, prueba este sabor. Gracias en nombre de todos.
Dona 1 Euro, gana una vida. Quien te da mas? Gracias en nombre de todos.
Para dar 1 Euro o 2, no hace falta pensarlo tanto. Gracias en nombre de todos.
El salvar una criatura de la muerte por hambre, no tiene precio. Aqui lo puedes hacer por un par de Euros. Gracias en nombre de todos.
Cada 5 segundos muere un niño de hambre, no puedes salvar a todos pero por lo menos uno? Gracias en nombre de todos.
MEDICOS SIN FRONTERAS - QUIERO HACER UNA DONACIÓN Save the Children Amnistia Internacional

CRUZ ROJA Española - QUIERO HACER UNA DONACIÓN

wwf - QUIERO HACER UNA DONACIÓN